Contacto Correo Web Intranet

La modularidad en redes de áreas protegidas como una herramienta para la evaluación de sistemas regionales de conservación

Publicada el 04 DE OCTUBRE 2016, 10:27 En Charlas de Divulgación IADIZA-IANIGLA.

El miércoles 5 de octubre, Daniela Rodríguez y Jimena Dorado (IADIZA, CONICET-UNCuyo-Gob. Mza) brindarán una charla titulada: "La modularidad en redes de áreas protegidas como una herramienta para la evaluación de sistemas regionales de conservación". La misma será a partir de las 11.00 hs. en la Sala Aconcagua del CCT Mendoza.
La modularidad en redes de áreas protegidas como una herramienta para la evaluación de sistemas regionales de conservación

A lo largo de las últimas décadas se han aplicado gran diversidad de métodos para evaluar y proponer nuevos sitios de conservación. Gracias al avance teórico en los sistemas de redes, los ecólogos podemos contar con nuevas herramientas que permitan integrar no sólo qué y cuánto hay en cada área protegida, sino la forma en que estas reservas actúan como partes interactuantes de un conjunto sistémico. 

En este trabajo proponemos entender los sistema de áreas protegidas de una región desde un enfoque de redes metacomunitarios para obtener patrones de estructura que permitan clasificar los sitios de acuerdo a su necesidad de conservación. Para poner a prueba nuestra aproximación utilizamos como modelo de estudio los micromamíferos de la provincia de Mendoza.

Para ello durante 4 años relevamos 54 localidades del Monte de Mendoza, entre ellas XX las áreas protegidas de la provincia, y generamos una matriz de sitios x especies, donde el dato a considerar fue la abundancia de individuos. Aplicamos el enfoque metodológico de roles propuesto por Olesen et a., 2007 y espacializamos cada sitio en un sistema de ejes l y z basados en la modularidad. Esto permitió identificar 4 tipos de roles o categorías de los sitios en base a su necesidad de conservación: 1) sitios que representan el corazón de la red (alto número de spp abundantes y un mayor n.º spp raras), 2) sitios que funcionan como buenos corredores biológicos ya que conectan módulos de la red, 3) sitios claves de conservación dentro de cada módulo que pueden ser utilizados como representantes de un grupo de sitios similares, 4) sitios que tienen pocas especies y muy comunes que son de baja prioridad de conservación.

Consideramos que esta aproximación puede ser aplicada como una valiosa herramienta para evaluar los sistemas de áreas protegidas, así como también para seleccionar, junto con otros criterios de importancia de conservación, áreas prioritarias donde destinar esfuerzos y recursos.