Contacto Correo Web Intranet

Dr. Wolfgang Volkheimer, su imborrable huella en Mendoza y la palinología

Publicada el 20 DE ABRIL 2018, 10:17 En Noticias.

El pasado 23 de marzo, a la edad de 89 años, falleció en la ciudad de Mendoza Wolfgang Volkheimer. Colegas del CONICET Mendoza lo recuerdan con este artículo.
Dr. Wolfgang Volkheimer, su imborrable huella en Mendoza y la palinología
El Dr. Wolfgang Volkheimer junto a la Dra. Mercedes B. Prámparo

El Dr. Wolfgang Volkheimer, se trasladó a Mendoza en 1984 para la creación y posterior dirección del Programa de Investigaciones en Bioestratigrafía y Paleoecología (PRIBIPA) junto a Mercedes B. Prámparo, Ana Maria Zavattieri y Oscar Papú, que en ese momento eran Becarios de Iniciación de CONICET bajo su dirección; más tarde se incorpora Claudia Rubinstein también como becaria y Maria Alejandra Moschetti como técnica de laboratorio. Posteriormente el Programa PRIBIPA por los cambios de políticas del país se disuelve y el grupo pasa a formar parte del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA).

El Dr. Volkheimer regresa a Buenos Aires en 1987, pero su grupo de reciente formación, queda en Mendoza siempre bajo su supervisión, tarea que realizaba con viajes frecuentes a esta provincia, campañas y proyectos conjuntos y numerosas publicaciones en coautoría. Este fue el comienzo del grupo de paleopalinología del IANIGLA. Con el tiempo, este grupo creció y se consolidó ampliándose también al estudio de la paleobotánica. Actualmente está integrado por 8 investigadoras y tres becarios doctorales. Sus últimos discípulos en el IANIGLA fueron Paula Narváez (becaria) y Jose A. D’Angelo (investigador).

El Dr. Volkheimer (der.) junto a colegas en el año 1994.

A partir de 1993 el Dr. Volkheimer se radica definitivamente en Mendoza y asume la dirección del IANIGLA, cargo que ostenta hasta 2001. Después de jubilarse siguió trabajando durante muchos años como Investigador Emérito del CONICET contratado en dicho instituto, hasta que por razones de salud se retiró a su hogar.

Mendoza es la provincia que él amó y eligió para quedarse definitivamente, probablemente por sus montañas y sus afloramientos rocosos, lugares que él tanto caminó y estudió. Fue un gran maestro y formador de investigadores, dirigió numerosas tesis de doctorado y becas de CONICET. Su huella quedó profundamente marcada en los profesionales que formó y que ahora siguen su camino. Su legado sigue más vivo que nunca, especialmente en todos aquellos que continuamos dividiendo nuestra vida entre el microscopio y los viajes de campo, intentando reconstruir ambientes, interpretando las evidencias de los climas del pasado a través del estudio de granos de polen fósiles y en la formación de nuevos profesionales.

Volkheimer y su equipo durante un trabajo de campo en la Cuenca Neuquina en el año 2007.

Nació el 29 de diciembre de 1928 en Kempten, Alemania, ciudad ubicada al pie de los Alpes de Baviera. Era Doctor en Ciencias Naturales, egresado de la Universidad de Münster, Alemania.  En 1957 llegó a Argentina donde se radicó definitivamente naturalizándose como ciudadano argentino. Fue Profesor adjunto de Geología Histórica y Regional y Paleoclimatología de la Universidad de Buenos Aires (1965-67), Profesor de Paleontología en la Universidad Nacional de Río Cuarto (Cba) desde 1982-85; Profesor Titular de la Universidad Nacional del Sur (1988-95). Miembro de la Carrera del Investigador del CONICET desde 1967, Investigador Superior del CONICET, Coordinador de importantes proyectos internacionales como el Southern Hemisphere Paleo and Neoclimates y Cretácico de América Latina del IGCP-IUGS-UNESCO, entre otros.

Fue Director del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA- CCT CONICET de Mendoza) y del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (MACN) de Buenos Aires. Colaboró en más de 100 publicaciones en revistas nacionales e internacionales. Recibió importantes premios como el Diploma al Mérito - Botánica y Paleobotánica- de la Fundación KONEX en 1983.

Por: Dra. Mercedes B. Prámparo y Dra. Paula L. Narvaez (IANIGLA, CCT CONICET Mendoza).