Contacto Correo Web Intranet

Expertos analizaron el impacto del retroceso Glaciar en los Andes

Publicada el 08 DE SEPTIEMBRE 2017, 10:33 En Noticias.

La reunión Final de Síntesis del Proyecto “Impacto del Retroceso Glaciar en los Andes: Red Multidisciplinaria Internacional para Estrategias de Adaptación” organizada por el Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO junto con IANIGLA con el apoyo del Gobierno de Flandes se realizó en el Instituto IANIGLA, Mendoza, Argentina, 23-25 de agosto de 2017. Contó con la participación de destacados profesionales nacionales e internacionales en el área de la gestión de nieves y glaciares con el objetivo de presentar los resultados alcanzados por el Proyecto hasta el momento y debatir desafíos y oportunidades futuras en relación al retroceso de los glaciares.
Expertos analizaron el impacto del retroceso Glaciar en los Andes
La Cordillera de los Andes –la cadena montañosa emergida más larga del mundo– se extiende a lo largo de siete países de Sudamérica: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina. La población de estos países reunidos sobrepasa los 160 millones de habitantes, constituyendo así más del 40% de la población total del continente. Varios valles andinos sufren de sequías estacionarias y la afluencia de los glaciares es crucial para mantener el flujo de agua relativamente constante durante todo el año. Parte de la nieve que cae sobre los Andes se almacena inicialmente en los glaciares de las montañas en la forma de hielo, para luego ser gradualmente liberada en el tiempo. Así, los glaciares constituyen un medio de amortiguamiento fundamental, proveyendo de agua para uso doméstico, agrícola e industrial durante la estación seca o en épocas de sequía.

Sin embargo, el cambio climático presenciado durante el siglo XX, especialmente el aumento de la temperatura, ha llevado a un desequilibrio creciente entre los glaciares andinos y su actual entorno climático. Esta situación ha causado un retroceso rápido de los glaciares en todos los países de la región andina. La tendencia se ha intensificado desde 1990 como resultado de la aceleración del aumento de la temperatura, y las predicciones para el siglo XXI así lo confirman. De esta forma, varios estudios indican que hacia el fin de este siglo la temperatura en la zona andina habrá aumentado de manera importante y sufrirá de una variabilidad interanual mucho mayor. Estos cambios climáticos afectarán los servicios medioambientales, la biodiversidad y la actividad socioeconómica de todos los países de la región.

Es evidente la necesidad de implementar de forma inmediata estrategias de adaptación desde una perspectiva multidisciplinaria. Sin embargo, el conocimiento científico actual no es suficientemente avanzado para guiar adecuadamente dicha implementación.

En este escenario, en 2012 surgió este proyecto que se enfoca en establecer una red internacional multidisciplinaria para mejorar la adaptación a los cambios, particularmente al cambio climático, a través de una comprensión mejorada de las vulnerabilidades, oportunidades y potenciales de adaptación.

Los objetivos específicos del Proyecto son:

•    Crear conciencia y mejorar las capacidades para evaluar, monitorear y comunicar los impactos del cambio climático y las respuestas en el medio ambiente y en el medio socio-económico a nivel local, nacional y regional.

•    Desarrollar estrategias y pautas de políticas que consideren las vulnerabilidades, oportunidades y potenciales de adaptación, con particular referencia al reforzamiento del rol de las comunidades locales.

•    Facilitar y reforzar las actividades de investigación en curso en la región.

•    Brindar educación y capacitación a nivel terciario, técnico medio y comunitario.
Fuente: unesco.org