Contacto Correo Web Intranet

El aceite de oliva de Maipú es de calidad internacional

Publicada el 27 DE NOVIEMBRE 2017, 10:03 En Noticias.

Una investigadora del Conicet determinó que los productos de esta tierra tienen cualidades que los hacen únicos y competitivos frente a los de otros puntos del mundo.

El aceite de oliva de Maipú es de calidad internacional
Especialista. Romina Monasterio comprobó la primera calidad del aceite de oliva maipucino. Foto: Horacio Altamirano
Aunque con menos fama y menos marketing que los vinos mendocinos de calidad internacional, en la provincia también se elabora otro producto que está al nivel de los estándares más exigentes y esto ha sido comprobado, incluso, por científicos del Conicet. Una investigadora mendocina probó que el aceite de oliva de Maipú es tan bueno como cualquiera de las principales zonas productoras europeas. Romina Monasterio, investigadora del Instituto de Biología Agrícola de Mendoza (IBAM) UNCuyo-Conicet, desarrolló un estudio en el que con equipamiento de alta gama analizó muestras del aceite de oliva de Maipú para verificar la calidad de ese producto.

"Estuvo muy bueno porque encontramos que son aceites competitivos. Estamos bien con la calidad a nivel mundial por lo menos en Maipú", explicó la investigadora. En el perfil de los aceites encontraron algunas particularidades que los hacen diferentes a otras zonas de producción. "Esto podría estar influenciado por el tema de que son olivares viejos y muy soleados. Ese tipo de diferencias de comportamiento hace que podamos tener aceites competitivos con diferencias. Elegimos Maipú porque dentro de Mendoza es uno de los departamentos de mayor historia olivarera", contó.

La idea de las investigaciones es ayudar a los productores locales con el fin de lograr denominaciones de origen. El artículo fue publicado en la revista International Journal of Agricultural and Food Chemistry y el objetivo fue lograr una caracterización de aceites oliva vírgenes de Maipú.

Se analizaron 25 muestras comerciales como Arauco, Arbequina, Picual, Frantoio, Changlot, Empeltre, Nevadillo, Manzanilla y Coratina y se cuantificó un total de 40 compuestos fenólicos. "Los resultados hacen evidente que los aceites de oliva de Mendoza se pueden considerar una fuente importante de compuestos bioactivos, como por ejemplo compuestos fenólicos, al igual que otros aceites provenientes de otras regiones de producción mundiales típicas. Además, se establecieron características distintivas de la variedad Arauco, única variedad botánica autóctona de Argentina", escribe Monasterio en el estudio.

Fenólicos, el secreto

La especialista explicó que los aceites de oliva tienen compuestos fenólicos que son "un metabolito secundario de plantas que tiene una ventaja que es su capacidad antioxidante". "Aquellos alimentos que tengan altos contenido de compuestos fenólicos sirven para la salud, previniendo muchas enfermedades porque tienen capacidad antioxidante", comentó.

"El aceite de oliva tiene estos compuestos fenólicos porque no se le hace un proceso de refinado sino que es el jugo de las aceitunas. Así, en el aceite los compuestos fenólicos, además de sus cualidades sobre la salud, hacen que se vea afectado el sabor, le dan sabores distintos como ese sabor herbáceo, picante. Las variaciones de la composición fenólica hacen que tengan gustos distintos, que no pasa con los aceites refinados, que son neutros, sin sabor", agregó la especialista.

En el artículo publicado en la revista, Monasterio lo detalla: "El aceite de oliva virgen es un valioso aceite vegetal que contiene biomoléculas menores de gran importancia, como vitaminas, carotenoides, tocoferoles, compuestos fenólicos y otros compuestos naturales antioxidantes. Entre estos componentes menores, la relevancia de compuestos fenólicos es irrefutable, ya que contribuyen a la estabilidad del aceite contra la autooxidación y está íntimamente asociada con sabor, exhiben actividades antiinflamatorias y antimicrobianas y podría prevenir ciertas enfermedades relacionadas con el daño oxidativo".

El estudio, en el que se obtuvo información sobre 40 compuestos fenólicos, permitió determinar que "los aceites de oliva provenientes de Mendoza se pueden considerar como fuentes importantes de compuestos bioactivos, como los compuestos fenólicos, exhibiendo niveles de compuestos fenólicos similares a los que muestran los aceites de otras regiones típicas de producción mundial. Además, este estudio ha demostrado algunas peculiaridades en la composición de la aceituna Arauco". Y agrega que estos resultados "podrían representar un hito para los productores, ampliando su conocimiento sobre la composición de sus aceites y la fabricación de la cual ellos son conscientes de su valor comercial".

De hecho, la investigadora opina que pese a que la calidad de los aceites locales, probada científicamente, la diferencia en los costos y los sistemas de producción hace que los aceites mendocinos sean quizás poco competitivos a nivel mundial. "También hay una cuestión cultural: nosotros consumimos entre 200 y 300 gramos por persona por año de aceite de oliva y los principales países consumen entre 10 y 16 kilos. Nuestro propio consumo es tan bajo que es difícil encontrar mercado interno incluso", agregó.

Fuente: Diario UNO